barbacoa.world_como-encender-una-barbacoa-de-carbon

Como encender una barbacoa de carbón vegetal incluye vídeo.

Encender una barbacoa es una gratificante experiencia para los que tienen tablas pero si eres primerizo quizá estés un poco nervioso ante el momento de arrancar. Aquí te vamos a contar como encender una barbacoa de carbón de forma fácil.

Contenido:

Para encender barbacoas portátiles, atento al emplazamiento

Es vital que si tu barbacoa es portátil esté situada en un lugar seguro, nivelado y al refugio de corrientes de aire.

Cómo encender una barbacoa de carbón

barbacoa.world_encender_barbacoa

Existen varios métodos para encender una barbacoa, pero en este caso vamos a evitar artilugios accesorios o aceleradores  químicos, tanto en formato liquido como pastillas,  que suelen estar hechos a base de derivados del petróleo y exhalan vapores nada beneficiosos.

Así que vamos por lo fácil.

Unas bolas de papel de cocina humedecidas con aceite, que puede ser incluso el que se desecha de freír. Cubrimos las bolas con ramas secas o astillas de madera. La madera de pino tiene una combustión muy rápida y va a ayudar a prender el carbón. Si tienes hojarasca o piñas secas te van a ayudar muchísimo en esta parte del encendido. Y ahora pondremos encima de todo esto el combustible, en este caso carbón de leña vegetal de encina. Colocadlo formando una pira.



La importancia del oxígeno al encender una barbacoa de carbón vegetal

Sin entrar en tecnicismos, el fuego es el producto de la oxidación violenta de un combustible. Ya tenemos el combustible así que para favorecer el fuego necesitamos oxígeno en buena cantidad. Procuremos por tanto, que quede espacio entre las piezas de carbón para no ahogar el fuego.

Y esto es todo, solo falta prender las bolas de papel que el estar impregnadas en aceite van a aguantar lo suficiente para prender las ramas o el pino y a la vez el carbón.

La pira va a ir ardiendo por dentro hasta que las brasas tengan un rojo vivo y pasen a tener un color ceniza. En este momento se puede abrir el fuego, esparciendo las brasas para que comience el espectáculo.

Conviene ser pacientes y no adelantarse. Si esparcimos el carbón antes de tiempo, cuando está sin quemar todavía y ponemos los alimentos, el carbón terminará prendiendo generando llama y gases que pueden dar mal sabor a nuestros alimentos.

barbacoa.worl_brasa_carbon_parrilla

Esperar tiene su premio, después de quince o veinte minutos tendremos el fuego preparado para asar en condiciones. En el momento de esparcir las brasas dejad unas pocas en un lado y agregad carbón para tener un fuego de apoyo por si os quedáis cortos con el inicial. Calcula un kilo de carbón por kilo de carne o pescado, un poco menos para verduras.

La calidad del carbón para nuestra barbacoa

Diferenciareis el carbón bueno del regular cuando al abrir el saco veáis pedazos muy pequeños, exceso de polvillo o al encenderlo chisporrotee en exceso. Hasta piedras hemos llegado a ver.

El carbón y sus variantes son todo un mundo que dará a tus asados aromas exquisitos. Aquí podrás saber mas sobre el mejor carbón vegetal para tu barbacoa.

Ya sabemos encender el fuego de nuestra barbacoa de obra. Ahora toca cocinar y disfrutar. Regocijémonos ahora que llega el buen tiempo ¡Vamos a hacer una buena barbacoa ¡

Una vez tengamos encendido y controlado nuestro fuego, podemos empezar a pensar en la variedad de carnes para barbacoa existentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *