barbacoa.world_como_encender_barbacoa

Controla las brasas de la barbacoa de carbón

El carbón encendido es fascinante, de eso no hay duda. El color de las ascuas prendidas en una noche de verano es algo que hipnotiza. Pero hay veces que se convierte en una pequeña tortura poder controlar su temperatura para  cocinar los alimentos de forma correcta en nuestra barbacoa. Controla las brasas de la barbacoa de carbón y lograrás tu objetivo de poder disfrutar de una gran velada.

El fuego de carbón es violento a veces pero existen formas de poder controlarlo.

El oxígeno es la clave para controlar las brasas de tu barbacoa

Podemos definir el fuego como las cantidad de partículas incandescentes  de materia combustible que tienen la capacidad de emitir luz y calor visible que son producto de una reacción química de oxidación acelerada.

Esta oxidación no es más que la reacción del combustible con el oxígeno del aire que lo rodea una temperatura determinada.

barbacoa.world_triangulo_del_fuego
Triángulo del fuego

Podemos deducir que sin oxígeno no hay fuego.Por el contrario, una aportación mayor de oxigeno hará que el carbón arda más rápidamente y a una temperatura mayor.

Usando los aireadores para encender una barbacoa

Si ajustamos el flujo de aire a través de las rejillas de ventilación que incorporan las barbacoas lograremos que el carbón arda a la temperatura que deseemos para cocinar nuestros alimentos.

barbacoa.world.barbacoa_carbon

Barbacoa de carbón by Isaac Taylor from Pexels

El regulador inferior de la barbacoa se encarga de suministrar oxígeno al carbón. Si este permanece cerrado el fuego se apagará. La temperatura de la barbacoa aumentara según se cierra esta rejilla.

El regulador ubicado en la tapa de la barbacoa permite que escape  el humo y el calor y alimenta con oxígeno a través del efecto chimenea debido a la presión negativa generada que desarrolla succión de oxigeno hacia el interior de la barbacoa manteniendo el carbón encendido.

Abre las rejillas a tope para encender el carbón y ciérralas del todo cuando acabes tu barbacoa para apagar el fuego.

Si tienes problemas de combustión revisa que las rejillas no estén obstruidas por cenizas.

Maneja correctamente estos respiraderos, controla las brasas de tu barbacoa y lograrás unos asados perfectos.

Crea diferentes zonas de brasas en la barbacoa

Según tus necesidades puedes crear dos o tres zonas con carbón de diferentes tamaños con diferentes temperaturas. Una zona de carbón con alta temperatura para preparaciones que exijan calor fuerte,  alejado de ti. Según van perdiendo capacidad calorífica puedes ir pasando el carbón a una zona intermedia para cocinar las preparaciones que así lo necesiten.

Deja una zona sin carbón como zona de seguridad, así podrás ir moviendo alimentos desde esta zona a las otras y controlar la cantidad de calor sobre tus alimentos al asarse.

Utiliza un escudo de aluminio

Si tus alimentos empiezan a quemarse o cocinarse demasiado rápido puedes hacer un escudo en aluminio de alto rendimiento doblándolo para que aumente su resistencia, aunque también puede valer una bandeja de aluminio. Este escudo evitara las llamas sobres tus alimentos y ralentizara el proceso de cocción.

Controla la distancia

Cuanto más cerca estén los alimentos del calor más rápido se cocinarán con el riesgo de quemarse por fuera y quedar crudos en su interior. Controla la distancia y controlarás la temperatura en tu barbacoa.

barbacoa.world_barbacoa_carbon

Barbacoa encendiendo carbón by Pok Rie

Algunas parrillas de carbón tienen la posibilidad de regular la altura para controlar la distancia del alimento al fuego mediante un mecanismo construido para este propósito y otras pueden colocarse a diferentes alturas mediante raíles.

Si tu rejilla es fija puedes apilar las brasas en diferentes alturas o utilizar ladrillos refractarios para variar la altura de la  rejilla de la parrilla.

Controla la temperatura de las brasas de tu barbacoa  y disfrutarás ¡¡

Fotos de portada Lukas by Pexels

1 comentario en “Controla las brasas de la barbacoa de carbón”

Deja un comentario

Instagram