Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cada pitmaster tiene su propia salsa barbacoa casera. Descubre como hacer la tuya y sacar el máximo partido de tus barbacoas.

Si ya eres mayorcito deberías tener en tu nevera una salsa barbacoa casera sin conservantes, aditivos, emulsionantes o estabilizantes para que cuando tus invitados te pregunten por la marca de la salsa puedas mostrar una botella con una etiqueta hecha a mano encima de la mesa. Disfrutarás cuando te rueguen la receta.

Las salsas, los aliños y los adobos son el arma secreta de todo pitmaster, son los amplificadores del sabor que le dan a la comida a la parrilla, su carácter, estilo y alma.

Si hay algo característico de una barbacoa que se precie, es una buena salsa barbacoa casera. La mejor salsa bbq es uno de esos temas que a la gente que nos encanta este mundo puede apasionarnos mucho. Una salsa barbacoa hecha por ti marcará la diferencia de forma definitiva de tus preparaciones y dejará a tus comensales satisfechos. Con una combinación de toques, picantes, dulces y ahumados que te arrancarán una sonrisa cada vez que le des un mordisco a esa alita de pollo o costilla.

Después de un largo día de sol y piscina pocas cosas hay mas apetecibles que una buena barbacoa para merendar. El sabor ahumado que da a la carne una buena parrillada es sencillamente insuperable. Si además tienes a mano tu propia salsa barbacoa para aderezar unas alitas de pollo o un pulled pork, la velada se convierte en memorable.

La salsa barbacoa casera le queda bien a todo, cerdo, pollo, costillas, tacos, sandwiches o pizza por ejemplo.

Historia de la salsa barbacoa

Aunque la barbacoa como manera de cocinar era notoria en las colonias americanas unos cientos de años antes del siglo XVII, se cree que la salsa barbacoa se originó concretamente durante esta época. Esta apreciación se ve fortalecida por el hecho de que diversas publicaciones francesas e inglesas de ese período e incluso un par de siglos después mencionan el uso de salsa barbacoa para cocinar.

Existe la creencia de que la salsa barbacoa fue inventada por un misionero de origen dominicano donde los cocineros usaban jugo de limón y pimienta para dar sabor a la carne para la barbacoa. Es posible rastrear la raíz de esta receta hasta África, donde usan jugos de lima y limón como método tradicional para dar sabor a la carne. Poco a poco, este método de cocinar se hizo popular y se extendió al resto del mundo.

A finales del siglo XVIII aparece el vinagre en la receta de la salsa barbacoa. Son varios los libros de recetas de la época loa que atestiguan el uso de vinagre, sal, pimienta y mostaza. Fue durante el siglo XIX cuando la salsa barbacoa alcanzó las cota de máxima popularidad añadiendo diferentes formas de condimentar el sabor de la salsa.

Los primeros registros de la existencia de la salsa barbacoa como producto comercial son de principios del siglo XIX en concreto, a través de Georgia Barbecue Sauce Company en Atlanta. Se preparaba con una base de tomate, vinagre, mostaza y salsa picante. Y no es hasta 1948, cuando la famosa compañía Heinz introduce al mercado la primera salsa barbacoa de distribución nacional en Estados Unidos.

Como usar la salsa barbacoa

Es cierto que una buena salsa de barbacoa casera puede crear la magia al dar sabor a la comida, pero la aplicación errónea puede arruinar fatalmente un plato. Aquí es donde los que comienzan su andadura en el mundo de la barbacoa deben aprender cuándo y cuánta salsa aplicar.

Aplicación de salsa barbacoa casera en la parrilla

La salsa barbacoa contiene una buena cantidad de azúcares que tienden a caramelizarse rápidamente en una parrilla debido a que los alimentos se cocinan a una temperatura elevada. Esto puede crear carbonización en la superficie exterior del alimento que puede volverse con un mal sabor. Además, aplicarlo más tarde de lo requerido no va a permitir que la carne absorba el sabor de la salsa por completo.

Para vencer esta situación, la salsa barbacoa casera debe aplicarse en varias capas finas entre una hora y diez minutos, dependiendo de la preparación y del tamaño de la pieza, antes de que la comida alcance el punto de cocción buscado. Esto le dará el tiempo suficiente para que la comida absorba el sabor sin quemar en exceso su superficie.

barbacoa.world_cual-es-la-mejor-carne-para-barbacoa

Aplicación de salsa barbacoa casera ahumando

El ahumado de alimentos es un proceso en el que se usa baja temperatura de cocción para asar de forma lenta utilizando el calor de forma indirecta. Por este motivo, no hay nada de qué preocuparse por en lo referido a carbonización y conseguir tener una superficie exterior caramelizada perfecta. Si usas la técnica de ahumado, puedes marinar el alimento en tu salsa barbacoa casera unos minutos antes de cocinarlo.

Comprar salsa barbacoa

Existen en el mercado una extensa variedad de salsas comerciales que son espectaculares pero una vez que descubres tu propia fórmula, créeme, que las industriales solo las vas a consumir de manera casual. Haciendo tu propia salsa barbacoa casera vas a controlar mejor los ingredientes añadiendo los que mas te gusten o los mejores para una determinada ocasión. Vas a conseguir el picante o el punto de ahumado que mas te guste en cada momento.

Como casi todo en el mundo barbacoa, esta salsa casera es súper fácil, rápida de hacer y los ingredientes utilizados suelen estar en cualquier cocina. Poco más de 30 minutos te llevará realizar tu propia salsa barbacoa, suena bien ¿verdad?

Consigue diferentes matices de sabor para tu salsa barbacoa casera de manera fácil

La salsa barbacoa casera perfecta para la mayoría sería de consistencia ligeramente espesa, con un color rojo intenso por su base de kétchup y de sabor principalmente dulce con un toque ácido gracias al vinagre y aroma de humo.

Lo mejor de hacer tu propia salsa barbacoa casera, es que una vez tienes una receta base “neutra” puedes hacer varias versiones que te darán diferentes matices de sabor, para degustar en diferentes ocasiones o con diferentes personas. Vas a ver que fácil es como preparar salsa barbacoa.

Seguramente no utilizarás una misma salsa barbacoa para una fiesta de cumpleaños con niños, que sería más dulce, que en una barbacoa exclusivamente para mayores donde podrías utilizar ingredientes que aportan sabores más potentes como picantes o incluso alcoholes.

Imagina la cantidad de variaciones que puedes lograr a partir de tu propia salsa base. Puedes añadir un poco de zumo de piña para hacerla más dulce o unos jalapeños si la quieres más picante, por ejemplo.

A partir de aquí las posibilidades son infinitas. Te invito a sumergirte y a probar en este maravilloso mundo de los matices de sabor. Tus barbacoas ganarán muchos enteros.

barbacoa_world_salsa_barbacoa_casera

Receta salsa barbacoa casera

Llegó la hora de ponerse  manos a la obra. Hacer salsa bbq es realmente fácil, no tiene misterio. Para esta salsa barbacoa casera rápida, empezamos con una salsa de tomate como base, aunque también es válido un buen kétchup. Yo hago mi propio ketchup casero, que tiene un sabor tremendo. Usa la opción que más te guste y que en general incluya la menor cantidad de ingredientes. La personalización ya la vas a hacer tu después.

La salsa barbacoa casera incluye un poco de salsa Worcestershire, mostaza, vinagre, azúcar morena, miel, una pizca de pimienta y un poquito de tu salsa picante favorita. Como puedes comprobar, ingredientes bastante comunes para que hacer tu salsa barbacoa no sea una tarea tediosa.

Combinamos todos los ingredientes en una cacerola no reactiva y hervimos a fuego medio-alto hasta que empieza a burbujear. Una vez hemos llegado a este punto, reducimos el fuego a su posición más baja y cocinamos a fuego lento hasta que esté oscuro, espese su textura y tome con un rico y profundo sabor, en total tomará de 10 a 15 minutos. Vigila que normalmente salpicará.

Retiramos del fuego la salsa barbacoa casera y ya estaría lista para usarse. También la puedes dejar enfriar y verterla en un bote de cristal convenientemente esterilizado y bien tapado.

La puedes guardar en el frigorífico y se va a mantener mucho más tiempo del que tardes en dar buena cuenta de ella, te lo puedo asegurar.

La puedes usar con tus costillas, cortes de cerdo, pollo, salchichas y un sinfín de preparaciones que van a ganar muchos enteros a partir de ahora ¡

Espero que te cambies a la salsa de barbacoa casera, si es que aún no lo has hecho todavía.

Como hacer la mejor salsa barbacoa casera

barbacoa.world_homemade_ketchup

Salsa Barbacoa Casera

No puede haber barbacoa que no tenga en su mesa una buena salsa barbacoa y si es casera mejor ¡¡
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 30 min
Tiempo total 40 min
Plato Acompañamiento
Cocina Americana

Ingredientes
  

  • 500 ml. ketchup
  • 60 ml. vinagre
  • 30 ml. salsa Worcestershire
  • 60 grs, azúcar morena
  • 60 grs, miel
  • 30 grs. mostaza
  • 15 ml. salsa picante
  • 5 grs. pimienta negra

Elaboración paso a paso
 

  • Combinar todos los ingredientes en una cacerola no reactiva y hervir a fuego medio-alto hasta que empieza a burbujear
  • Una vez llegado a este punto, reducir el fuego a su posición más baja y cocinar a fuego lento hasta que esté oscuro, espese su textura y tome con un rico y profundo sabor, en total tomará unos 30 minutos
  • Retirara del fuego, dejar templar y degustar

Notas

Estos ingredientes y sus cantidades no dejan de ser una guía para elaborar una salsa barbacoa base. De tus gustos personales depende el ajuste final.
También puedes dejar enfriar y verterla en un bote de cristal convenientemente esterilizado y bien tapado.
Keyword barbacoa, casera, salsa

Sobre los recipientes no reactivos

Habrás leído un poco más arriba que la salsa barbacoa se debe preparar en un recipiente no reactivo.

La salsa barbacoa está compuesta en su mayoría por tomate que es un alimento ácido, así como el vinagre por lo tanto es algo que podría afectar a la elaboración de la receta.

Como dicen los chicos de Alambique en esta maravillosa entrada, la cocina es ciencia y el recipiente reaccionará químicamente con los ingredientes que están puestos en el proceso de cocinado.

Los materiales reactivos incluyen el cobre, hierro, aluminio y algún acero. Si cocinas tu salsa barbacoa en un recipiente con estas características el resultado podría tener sabor metálico entre otras consecuencias.

En conclusión, si puedes, elabora tu salsa barbacoa en un recipiente esmaltado.

Se acerca el tiempo de los largos días calurosos, de las veladas con olor a humo en el aire, tiempo de asar, de disfrutar en la compañía de los nuestros.

Deja un comentario

Recipe Rating